Más de 120 hermanos huaracinos descendieron a las aguas del bautismo este sábado por la mañana. Aprovechando la efervescencia espiritual que se vive con motivo de la Confraternidad nacional del Movimiento Misionero Mundial se desarrolló la ceremonia de este sacramento establecido por nuestro señor Jesucristo en las Sagradas Escrituras.

Se contó con la presencia del reverendo Luis Meza Bocanegra, supervisor de la Obra en el Perú. Junto a él debemos destacar la presencia de los pastores Juan Espíritu,  Teófilo Estrada siervos de Dios provenientes de toda la Región Ancash y de Lima.

La actividad se realizó en la prolongación Luzuriaga 1160, dirección donde se ubica el terreno del que muy pronto será el nuevo templo de Huaraz y donde se espera albergar a mayor cantidad de hijos de Dios.