¿Es irracional la creencia en Dios? En estos días, ciertos científicos famosos defienden el ateísmo. Sin embargo, en el pasado y en el presente, muchos científicos defendieron su innegable presencia.

Esta es una muestra pequeña de prestigiosos científicos que colaboraron en el desarrollo de la ciencia moderna mientras creían en Dios a través de los tiempos.

Ellos consideraban que el Todopoderoso es creador de la Tierra, de toda la naturaleza que nos rodea y, obviamente, del ser humano.

El testimonio que dejaron estos hombres de ciencias y de letras, es contundente; centenares de escritos y obras que demuestran su fe en el Señor, una prueba irrefutable que la ciencia no tiene conflicto en el credo, bajo ningún concepto.

NICOLÁS COPÉRNICO (1473-1543)

El astrónomo polaco estableció el primer sistema de planetas que giran alrededor del sol. Asistió a varias universidades europeas y se hizo un canon en la Iglesia Católica en 1497. Su nueva teoría fue presentada en los jardines del Vaticano en 1533, ante el Papa Clemente VII que lo aprobó. Copérnico nunca estuvo bajo ninguna amenaza de persecución religiosa y fue instado a que publicara su obra por el obispo católico Guise, el cardenal Schonberg y también el profesor protestante George Rético. Copérnico hizo referencia a Dios a veces en sus obras y nunca vio a sus estudios en conflicto con la Biblia.

SIR FRANCIS BACON (1561-1627)

Fue un filósofo conocido por establecer el método científico de investigación sobre la base de la experimentación y el razonamiento inductivos. Por eso, su De InterpretationeNaturaeProoemium, está basada en la experimentación y el razonamiento. Bacon rechazó el ateísmo porque era el resultado de la insuficiente profundidad de la filosofía, diciendo:

“Es cierto que una filosofía ligera inclina a la mente del hombre al ateísmo, pero la profundidad en la filosofía conduce las mentes de los hombres a la religión; pues mientras la mente del hombre busca segundas causas dispersadas, puede algunas veces descansar en ellas y no ir más lejos; pero cuando contempla la cadena de ellas confederadas y acopladas, juntas, debe necesitar volar a la Providencia y Deidad”.

GALILEO GALILEI (1564-1642)

Es recordado por su conflicto con la Iglesia Católica Romana. Su trabajo polémico sobre el sistema solar fue divulgado en 1633. No tenía ninguna prueba de un sistema centrado por el sol (los descubrimientos del telescopio de Galileo no demostraron una tierra móvil) y su sola prueba sobre la base de las mareas fue invalidada. Ignoraba las órbitas elípticas correctas de los planetas publicada veinticinco años antes por Kepler. Después del “juicio” en el que fue prohibido ejercer la enseñanza, Galileo hizo su trabajo teórico más útil sobre la dinámica. Galileo dijo expresamente que la Biblia no puede equivocarse y vio su sistema como una interpretación de los textos bíblicos.

JOHANNES KEPLER (1571-1630)

Fue un matemático y astrónomo brillante. Hizo un trabajo sobre la luz y estableció las leyes del movimiento planetario sobre el Sol. También llegó a estar cerca del concepto newtoniano de la gravedad universal, incluso antes de que Newton naciera. Kepler era un luterano sumamente sincero y piadoso, cuyas obras sobre astronomía contienen escritos sobre cómo el espacio y los cuerpos celestes representan la Trinidad. Kepler no sufrió persecución porsu declaración abierta del sistema centrado por el Sol, y era permitido como un protestante quedarse en la Graz Católica (Universidad) como un catedrático (1595-1600) cuando otros protestantes habían sido expulsados.

RENÉ DESCARTES (1596-1650)

Fue un matemático francés, científico y filósofo que ha sido llamado el padre de la filosofía moderna. Sus estudios escolares sobre la filosofía lo habían dejado insatisfecho y tenía fe católica que conservó hasta su último día. Por eso comenzó preguntando qué cosa podía ser conocido si todo lo demás fuera dudado; así sugirió el famoso: “Pienso, por lo tanto existo”. Descartes estableció la certeza de la existencia de Dios para que podamos confiar en nuestros sentidos y en los procesos del pensamiento lógicos. Lo que realmente quería es que su filosofía fuese adoptada como la enseñanza estándar en el catolicismo romano. René Descartes y Francisco Bacon (1561-1626) son respetados como figuras clave en el desarrollo de la metodología científica. Para ambos, Dios era importante y aparecen como los más devotos que el promedio de su época.

ROBERT BOYLE(1627-1867)

Este científico dio su nombre a la “Ley de Boyle” para los gases, y también escribió una obra importante sobre química. LaEncyclopediaBritannica dice de él: “Por su voluntad dio una serie de conferencias o sermones para demostrar la religión cristiana contra los infieles conocidos (…) Como un protestante devoto, Boyle tuvo interés especial promoviendo la religión cristiana por todas partes, dando dinero para traducir y publicar el Nuevo Testamento en irlandés y turco. En 1690, desarrolló sus opiniones teológicas en el Cristiano Virtuoso que escribió para mostrar que el estudio de la naturaleza era un deber religioso principal”. Boyle era evidentemente un ferviente cristiano.

ISAAC NEWTON (1642-1727)

En óptica, mecánica y matemáticas, Newton era una figura de genio indiscutible. En toda su ciencia (incluyendo química) vio a las matemáticas como punto central. Lo que es menos conocido es que era fervientemente creyente y vio a los números tan involucrados en el plan de Dios a partir de la Biblia. Hizo una obra considerable sobre numerología bíblica y, aunque los aspectos de sus creencias no eran ortodoxos, pensaba que la teología era muy importante. En su sistema de física, Dios es esencial para la naturaleza y el carácter absoluto del espacio. En su obra Principia dijo: “El sistema más hermoso del Sol, los planetas y cometas, podía solo proceder del consejo y dominio de un Ser inteligente y poderoso”.

MICHAEL FARADAY(1791-1867)

Fue hijo de un herrero y se convirtió en uno de los científicos más grandes del siglo XIX. Su trabajo sobre la electricidad y el magnetismo no solo revolucionó la física, sino también desarrolló las bases de los aparatos que ahora forman parte de la vida cotidiana (computadoras, líneas telefónicas y sitios web). Faraday era un miembro fervientemente cristiano de los sandemanianos, que influyeron en él significativamente en la manera cómo se acercó e interpretó la naturaleza.

WILLIAM THOMSON KELVIN(1824-1907)

Era un importante integrante de un grupo pequeño de científicos británicos que ayudaron a poner los cimientos de la física moderna. Su trabajo cubrió muchas áreas de la física y recibió numerosos títulos honoris causa de universidades europeas, que reconocieron el valor de su trabajo. Era un cristiano muycomprometido. Curiosamente, sus colegas físicosJorge Gabriel (1819-1903) y Jaime Clerk Maxwell(1831-1879) eran también hombres de profunda dedicación cristiana, en una época cuando muchos eran cristianos solo de nombre apáticos o anticristianos.

MAX PLANCK (1858-1947)

Fue más conocido por la Teoría Cuántica que revolucionó el conocimiento de los mundosatómicos y subatómicos. En su conferenciade 1937 sobre “Religión y Ciencia”, Planck expresó la opinión de que Dios estaba presente por todos lados y sostuvo que “La santidad de la Deidad ininteligible era expresada por la santidad de los símbolos.” Los ateos, creía él, dan demasiada importancia a lo que son simplemente símbolos. Planck era una persona que ayudaba al clero en asuntos seculares desde 1920 hasta su muerte y creyó en un Dios Todopoderoso y Omnisciente y caritativo. Pensaba que tanto la ciencia como la religión hacen una “lucha incansable en contra del escepticismo y el dogmatismo, en contra de la incredulidad y la superstición” con la meta de llegar hacia Dios.

ALBERT EINSTEIN(1879-1955)

Es probablemente el más conocido y más reverenciado científico del siglo veinte y está relacionado con las revoluciones más importantes del mundo moderno: la gravedad y la conversión de la materia en energía (E = mc2). La EncyclopediaBritannica dice de él: “Firmemente negando el ateísmo, Einstein expresó una creencia en el Dios de Spinoza (Dios de la naturaleza) que se revela a Sí Mismo en la armonía de lo que existe”. En realidad esto motivó su interés en la ciencia, como una vez se lo comentó a un joven físico: “Quiero saber cómo Dios creó este mundo, no estoy interesado en este o ese fenómeno, en el espectro de este o ese elemento. Quiero conocer sus ideas, el resto son detalles”. El epíteto famososobre el “Principio de incertidumbre”de Einstein era “Dios no juega dados”y para él ésta era una declaración legítima sobre un Dios en el que él creía. Un famoso refrán suyo era que la “ciencia sin religión está coja, religión sin ciencia está ciega”.