Este tremendo himno fue escrito en 1913 por George Bennard. Este hombre, nacido en 1873 en Columbus, en el estado Americano de Ohio, primero compuso el tema musical basándose en la cruz de Cristo.

GEORGE BENNARD (1873-1958)

George Bennard nació en la localidad de Younstown, Ohio.

George era hijo de un hulero estadounidense que falleció cuando el muchacho tenía dieciséis años. Este hecho impidió a George llevar adelante su vocación de cursar estudios para evangelizar pues tuvo que sostener a su madre y a sus hermanas. Su conversión se produjo una vez casado y cuando trabajaba en el Ejército de Salvación. En este organismo él y su esposa llegaron a ser oficiales. Después presentó su renuncia y llegó a ser evangelista con la iglesia Metodista Episcopal, tanto en Estados Unidos como en Canadá.

Escribió unos 300 himnos y unas cuantas melodías. Old rugged Cross (En el monte calvario) es el himno más conocido de Bennard, quien compuso tanto la melodía como la letra. Bennard explica las circunstancias en que produjo el himno.

En 1913 había estado orando por que el Señor le diera una comprensión plena del significado de la cruz y de su lugar en el cristianismo. Cuando vino a “ver” al Cristo de la cruz, la escena presentaba un método, bosquejó un proceso y reveló una consumación de una experiencia espiritual. “Mientras contemplaba esta escena mental me vino el tema del himno y con él la melodía. Pero no vinieron los versos; una voz interior parecía decirme: ‘Espera.’ Pasaron varias semanas de predicación en Michigan y Nueva York y de repente la letra vino casi sola y la anoté con facilidad”.

Muy pronto el himno llegó a ser muy popular. Bennard vivió sus últimos años en Reed City, Michigan donde la Cámara de Comercio de la ciudad erigió una cruz cerca de su domicilio.

Existe también la Old Rugged Cross Historical Museum en esta ciudad, donde se rememora el trabajo de George Bennard.

HISTORIA DEL HIMNO EN EL MONTE CALVARIO

Este tremendo himno fue escrito en 1913 por George Bennard. Este hombre, nacido en 1873 en Columbus, en el estado Americano de Ohio, primero compuso el tema musical basándose en la cruz de Cristo. Al parecer leyó todos los pasajes de la Biblia que hablaban de la cruz cuando compuso la música, pero la letra vino un par de semanas después, tras experimentar una crisis en su vida.

Un conocido cantante evangelista, George Beverly She, en la introducción que hizo en una de sus grabaciones, dijo lo siguiente: “Yo era solo un niño en Winchester, Ontario. Un día, dos cantores de USA vinieron a mi casa y pidieron a mi madre que tocase el piano para ellos mientras cantaban un cántico que, dijeron, era nuevo. Yo estaba perplejo escuchando junto al piano y observando sus caras tal como describían, en este precioso himno, los sufrimientos del Señor. Más tarde yo conocí la maravilla del perdón de Dios”.

La mejor forma de saber cuál fue el proceso de esta composición es leyendo al propio autor, quien en sus propias palabras lo describía así: “La inspiración vino a mí un día de 1913 cuando estaba en Albion, Michigan. Comencé a escribir “The Old Rugget Cross,” (su título original). Compuse la melodía primero. Las palabras que escribí al principio eran imperfectas. Las palabras del himno completo vinieron a mi corazón en respuesta a mi propia necesidad. Poco después fue introducido en unas reuniones especiales en Pokagon, Michigan, el 7 de junio 1913. La primera ocasión que se escuchó fuera de la Iglesia de Pokagon fue en el Instituto Evangelístico Chicago. Allí se presentó frente a una gran audiencia, y poco después llegó a ser extremadamente popular a través de todo el país”.

Siguieron a este himno cuarenta y cinco años de ministerio en la vida de Bennard. Durante los mismos compuso muchos otros himnos. Pero ninguno de ellos consiguió llegar a ser tan favorito de los creyentes como éste.

Bennard fallecía el 9 de octubre de 1958, a la edad de 85 años.

Sus últimos años los vivió cerca de su ciudad natal, en Reed City, Michigan. Allí existe una gran cruz con las palabras grabadas: “The Old Rugged Cross”- Hogar de George Bennard, compositor de este amado himno.

EN EL MONTE CALVARIO

En el monte Calvario se vio una cruz,

emblema de afrenta y dolor.

Y yo quiero esa cruz do murió mi Jesús

por salvar al más vil pecador.

 

¡Oh! Yo siempre amaré esa cruz,

en sus triunfos mi gloria será.

Y algún día en vez de esa cruz,

mi corona Jesús me dará.

 

Aunque el mundo desprecie la cruz de Jesús,

para mi tiene suma atracción.

Porque en ella llevo el Cordero de Dios

mi pecado y mí condenación.

 

En la cruz do su sangre Jesús derramó

hermosura contemplo en visión.

Pues en ella el Cordero inmolado murió

para darme pureza y perdón.

Yo seré siempre fiel a la cruz de Jesús,

Sus desprecios con él sufriré.

Y algún día feliz con los santos en luz,

para siempre su gloria tendré.