El Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, visitó la iglesia de su pueblo natal, para agradecer a Dios por la recuperación en su salud. Chávez había prometido que si era sanado del cáncer daría las gracias en este templo.

En esa misma congregación, hace 20 años Chávez pidió perdón por el golpe de Estado frustrado que lideró en 1992.

“Hace seis meses pasé por una situación muy difícil: una enfermedad terrible incubó en mi cuerpo, pero gracias a Dios (…) hoy me siento curado y vine a pagar hoy mismo una promesa”, dijo el gobernante.

El fin de semana diferentes servicios eclesiásticos fueron aprovechados por líderes religiosos para pedir a Dios por la recuperación del mandatario.

El Presidente fue operado de urgencia de un absceso pélvico el 10 de junio en La Habana, donde se encontraba en la parte final de una gira internacional que le había llevado antes por Brasil y Ecuador.

Durante el tiempo de tratamiento de Chávez diferentes diarios y opositores especularon que el mandatario está en condición delicada.