Corea del Norte encabeza la lista como el número uno de perseguidor de los cristianos por décimo año consecutivo, de acuerdo a Open Doors.

Los restantes nueve posiciones son absorbidos por los países musulmanes. Afganistán y Arabia Saudita son segundo y tercero, seguido por Somalia e Irán.

“La situación de los cristianos en Egipto y el Norte de África no es una “primavera árabe” en absoluto, sino un ‘invierno’ de la amenaza y la persecución aumentó”, dijo Carl Moeller, presidente de Open Doors.

“La presión sobre la Iglesia está haciendo, literalmente, que cientos de miles de cristianos cada año a huir de esos países”, dijo. “Eso va a devastar a las poblaciones cristianas en el Medio Oriente.”

Moeller dijo que la noticia no es del todo mala, teniendo en cuenta que un número creciente de musulmanes “están recurriendo a la fe en Cristo.”

“Por lo tanto, vemos que tanto las cosas que suceden: la Iglesia visible está muy presionada y los cristianos que huyen de la región, y también el crecimiento de las iglesias creyentes con trasfondo musulmán y grupos de células a pesar de la persecución”, dijo.