La Agencia Espacial Estadounidense, la NASA, informó que el fin del mundo no se concretará este año 2012, luego de las especulaciones sobre profecías que marcan el próximo año como fatídico para la Tierra.

A través de un comunicado en su página de internet, la NASA aclara que es improbable una explosión o tormenta solar que pueda alcanzar a la Tierra. Explica que el Sol tiene ciclos de 11 años y el siguiente ocurrirá a finales de 2013 o principios de 2014, no 2012.

Aunque la Agencia afirma que las “explosiones o tormentas solares” sí pueden afectar al planeta por el calor explosivo, la radiación electromagnética, partículas energéticas y en la transmisión de señales.

Además, puede causar el fenómeno denominado CME (eyección de masa coronal) que provoca fluctuaciones electromagnéticas a la atmósfera y éstas fluctuaciones eléctricas en el suelo y en el sistema aéreo.

“Las llamaradas solares pueden alterar temporalmente la atmósfera superior de la creación de las interrupciones en la transmisión de señales de, por ejemplo, un satélite GPS a la Tierra”.

La Nasa recomienda informarse adecuadamente para no creer en profecías falsas y sin sustento. Asimismo lanza advertencias a las compañías eléctricas, operadores de naves espaciales y los pilotos de avión antes de que un CME (eyección de masa coronal) afecte a Tierra.