“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.”Mateo 24:114.

Son 4 mil 200 los que se pierden por hora, y por consiguiente, son 100 mil perdidos al día. En el mundo hay más de 6 mil 750 millones de personas, de los cuales, 4 mil 500 millones, no han escuchado la verdad de la salvación. Estos motivos son más que suficientes para apoyar esta tarea noble, ya que forma parte de la comisión que Jesús nos encargó.

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”Mateo 28:19-20.