El Reverendo José Soto, vicepresidente del Movimiento Misionero Mundial, alertó a la opinión pública sobre la verdad del fin de los tiempos y analizó a profundidad el libro del Apocalipsis.  Además, instó a estar preparados para la venida de Cristo.

De visita en Limapara intervenir en la Convención Familiar del Movimiento Misionero Mundial del Perú, el reverendo José Soto, Vicepresidente Internacional de la Obra, se entrevistó con Impacto Evangelístico y realizó un análisis exhaustivo respecto a las predicciones sobre el fin del mundo. Aquí el revelador diálogo.

¿Estamos en vísperas del fin del mundo?

No creo en eso. La Biblia habla de los últimos tiempos pero no necesariamente los últimos tiempos significa el fin del mundo. Cuando la profecía se concrete, como dice la Biblia, habrá  un cielo nuevo y una tierra nueva, lo que supone el fin del presente orden físico que conocemos como tierra. Pero eso será muy al final y será mucho tiempo después del principio que desencadenará las profecías apocalípticas. No se puede decir, por lo tanto, que el fin del mundo sea inminente o esté cerca.

¿Antes del fin del mundo sucederán una serie de eventos?

Es correcto. Uno de ellos es el “milenio” y por eso decimos que no está cerca el fin del mundo. Porque el milenio significa mil años y después ocurrirán estos sucesos y no es que inmediatamente sucederán, porque, como lo dicen las Escrituras, el diablo será desatado después del milenio y saldrá a engañar por un tiempo a las naciones, y después de eso si podremos decir que si será el fin del mundo.

¿Por qué la gente no entiende o le tiene miedo al libro de Apocalipsis?

Tiene algo de razón la persona que fuera de los caminos del Señor interpreta de esa manera el libro. Pero para el que conoce la Escritura es un complemento perfectamente entendible. Sin embargo, es necesario comprender el resto de las Escrituras para que el Apocalipsis caiga como una pieza más en ese rompecabezas que es toda la revelación bíblica. Yo diría que aquel que no conoce toda la Biblia encuentra dificultades en el libro del Apocalipsis por las figuras que presenta y porque es un libro eminentemente profético.

¿Por qué existen tantas figuras antropomorfas, figuras de animales y otras representaciones? ¿Por qué el libro de Apocalipsis tiene estos elementos?

El libro de Apocalipsis y otros libros que hay en la Biblia con lenguaje apocalíptico, como Daniel, Zacarías y otros, presentan esas figuras antropomorfas y otras figuras fabulosas, como por ejemplo un dragón, para representar el carácter de aquellas cosas representadas por esas figuras. Por ejemplo si se nos quiere presentar un gobierno terrible, destructor, un gobierno sin sentimientos como el imperio romano, se le representa en el Apocalipsis como una bestia espantosa y terrible.

El Vaticano, como estado, propone en la actualidad un gobernante mundial debido a los problemas económicos y sociales del planeta. ¿Usted cree que esta propuesta encaja con la segunda venida del Señor Jesucristo?

Lo que podemos decir con toda seguridad es que la venida del Señor está cerca. ¿Cuánto es esa percepción de tiempo “cerca”? No sabemos. De hecho el determinar tiempos definidos en años, meses, días y horas es una de las más grandes equivocaciones que se han cometido a través de la historia respecto a los aspectos proféticos del fin de los tiempos. Sin embargo, la Iglesia de esta generación está viendo cosas que nadie vio jamás en cuanto al cumplimiento profético. Sin duda, Cristo podría venir en cualquier momento y si viene este año 2012 no quebrantaría ninguna de las profecías que se mencionan como señales de su venida.

¿Este gobernante mundial, propuesto por el Vaticano, es una señal del Anticristo?

Es un aviso. Nosotros hemos visto que en la historia se levantaron muchos “Anticristos”, pero la Biblia habla de uno y no sólo lo habla un apóstol, el Señor lo mencionó en una forma menos indirecta pero lo dio a entender. Pablo también lo menciona con toda claridad en varios pasajes. Juan lo menciona claramente y lo llama “Anticristo”, “Inicuo”, etcétera. Y en Apocalipsis Juan también lo menciona. O sea, que no es algo inusitado, es una enseñanza bien clara en la Biblia que en este mundo aparecerá un Anticristo que será precisamente aquel personaje ungido por Satanás para querer imitar o suplantar a Cristo, y eso si puede estar muy cerca.

En la batalla llamada Gran Tribulación o Armagedón, incluida dentro del Apocalipsis, se menciona a 144 mil sellados. Al respecto, ¿se sabe quiénes son estas personas? ¿Son judíos?

La Biblia lo dice con mucha claridad: son judíos. Eso no admite otra interpretación y no puede ser simbólico porque se menciona a cada tribu del pueblo de Israel. Las Escrituras hablan que después de la “Gran Tribulación”, Israel será alcanzado por el Señor y será salvado. Los 144 mil serán los sellados en sus frentes. Ese sello visible será el que no permita que el Anticristo destruya a este grupo de hermanos judíos. Entonces, por estas razones podemos ver que no se trata de un grupo simbólico, si no que se está hablando del pueblo israelita y esos 144 mil son 12 mil sellados de cada una de las tribus de Israel.

¿Cuál será el ministerio de los dos testigos que habla Apocalipsis?

Estos dos testigos o personas de las que habla el Apocalipsis son dos hombres que hablarán, predicarán, testificarán y que morirán en el tiempo de la Gran Tribulación. El ministerio de ellos será el de denunciar al Anticristo y decirle al mundo y, en especial, a los judíos que es un engaño del diablo.

¿Una Tercera Guerra Mundial podría encajar con el estallido de la batalla de Armagedón?

Se podría decir que es una guerra mundial por que involucra a muchísimas naciones, pero no se enfrentarán unas contra otras sino que serán convocadas por el Anticristo para pelear contra Jesucristo diciendo: “ El viene, vamos a pelear contra El “. El Anticristo y Satanás sabrán de lo cercano de la Venida del Señor por las referencias exactas del libro de Apocalipsis y se apresurarán a perseguir a Israel y preparar a las naciones para la batalla que acontecerá al final de la Gran Tribulación y que se denomina la Batalla de Armagedón.

En medio de tantas especulaciones y a puertas del año 2012 ¿qué opina sobre la supuesta profecía de los mayas?

Es otra de las falsas profecías que aparecen en el mundo y que no son nuevas. En este caso, los mayas fueron personas que desconocieron el Evangelio, y la Biblia es la única autoridad escritural y profética que nos puede dar seguridad de lo que dice respecto al fin de la tierra. Dios nos ha prohibido poner a su Palabra fechas. Sólo el querer colocar fechas a su Palabra es estar en contra de su voluntad. Recuerden que estos es prerrogativa de Dios. El mismo retó en el tiempo del profeta Isaías a los dioses y religiones paganas y les dijo: ¿díganme ustedes lo que ha de venir?, ¿Díganme antes lo que va a pasar, como yo lo puedo hacer o como yo lo he hecho? Eso es un sello de la veracidad de la Palabra de Dios. Él no va a compartir eso ni con los mayas, ni con los incas, ni con los aztecas, ni con ninguna persona, etnia o cultura.

¿Cuál es el momento en el que se dará inicio a las profecías apocalípticas?

Debemos recordar que Apocalipsis es mas que todo un libro profético, pero contiene elementos que el apóstol Juan conocia muy bien y es a partir del capitulo 4 de su libro que nos presenta el cumplimiento de la semana 70 de las profecias de Daniel. Al repecto, el desarrollo de la profecia de las 70 semanas está delineado claramente en la historia que termina con el Imperio romano al  cumplirse la semana 69, quedando la última semana apocalíptica que aun está en el futuro

¿Es una semana literal?

Es una semana de años. Está perfectamente comprobado de que es una semana en escalas de años y no de días. No es nuevo ese concepto de tiempo en el libro de Daniel. Existe en la Biblia semanas de años como cuando se le dijo a Jacob que trabajara otros siete años por Raquel. Entonces, esos siete años empiezan a correr desde el levantamiento de la Iglesia en el capítulo 4 del Apocalipsis, y terminan con la aparición de Cristo viniendo en gloria en los capítulos 19 y 20 donde, además, se produce el juicio del anticristo y el diablo. Lo que va a marcar el inicio del cumplimiento de las profecías del Apocalipsis es el arrebatamiento de la Iglesia de esta tierra.