Somalia.- Una película será difundida en occidente en donde se muestra la vida de una musulmana que se convierte al cristianismo.
 
 Los musulmanes que se convierten a cristo en Somalia son duramente maltratados, excluidos, marginados y hasta son blanco de ataques.
 
 El propósito de esta película es motivar a la iglesia occidental a orar por los cristianos en ese país islámico.
 
 Los productores también esperan que se convierta en una herramienta evangelística, algo que los somalíes incluso puedan ver en un teléfono celular.
 
 La película dramatiza la verdadera historia de una mujer somalí que se convierte a cristo. Para ella el costo fue muy alto pues ella dice que ser somalí es ser musulmán.
 
 Trama del filme
 
 “Los somalíes somos cercanos. Compartimos todo. En casa solo había una habitación y éramos siete”, muestra uno de los diálogos de la película.
 
 En un viaje a la ciudad ella conoce a una familia cristiana que le muestra el amor de Dios y le ofrece su amistad.
 
 Ella empieza a leer la Biblia en secreto. Pronto descubre la verdad pero se da cuenta que no puede abrazar el cristianismo.
 
 “Pensé, aunque esto sea verdad, no tengo forma de aceptarlo. Soy somalí. No hay otro mundo en el que pueda vivir. Si acepto esto moriré”, reza otra escena del filme.
 
 La película muestra los verdaderos peligros que ella enfrenta al seguir a Cristo.
 
 Los productores aseguran que ese peligro dificulta que los cristianos somalíes puedan reunirse.
 
 Uno de los productores, quien mantiene su identidad en secreto, dice que “los cristianos somalíes son muy subterráneos, no se conocen entre sí. Hasta donde sé no hay ninguna iglesia pastoreada por un pastor somalí”.
 
 Los productores esperan que la iglesia occidental vea la película y ore por los somalíes.
 
 “Los somalíes siempre están en las noticias por cosas realmente terribles. Hay piratería, hay terrorismo, hay guerra en Somalia, hay campamentos de refugiados. Nosotros queremos que la Iglesia al leer esos titulares tengan una respuesta diferente de la que el mundo tiene”.
 
 Los realizadores de la película también esperan que pequeños grupos aprovechen estudios bíblicos en línea y se comprometan a orar semanalmente por la iglesia perseguida en Somalia.