EGIPTO.- La Cámara baja del Parlamento de Egipto aprobó por unanimidad un texto en el que considera al régimen de Israel como el enemigo número uno de El Cairo.
 
El texto fue aprobado por una votación a mano alzada por los diputados egipcios. La dura resolución elaborada por la comisión de Asuntos Árabes ha solicitado “la expulsión del representante del régimen israelí en Egipto y la retirada del embajador egipcio en Tel Aviv”, como signo de protesta tras los ataque israelíes contra la franja de Gaza.
 
“El Egipto de la Revolución nunca será amigo ni socio ni aliado de la entidad sionista, a la que consideramos como el enemigo número uno de Egipto y de la umma (comunidad islámica)”, informa la resolución.
Asimismo, insta a la Junta Militar, que gobierna el país desde la caída del régimen de Husni Mubarak, a “revisar todas sus relaciones y convenios con este enemigo, que representa una amenaza verdadera para la seguridad y los intereses nacionales egipcios”, a la vez que pide detener la exportación de gas al régimen israelí.
 
En 1979, Egipto se convirtió en el primer país árabe en firmar un tratado de paz con Israel, y se vio obligado a aceptar un acuerdo para suministrar gas a ese régimen como una de las principales condiciones económicas del acuerdo de paz, patrocinado por Estados Unidos.
 
La inmensa mayoría, es decir el 73%, de los egipcios se opone a los términos del acuerdo de gas del país norteafricano con el régimen de Israel, según una encuesta publicada el 3 de octubre de 2011 y realizada por Synovate para Press TV.
Anuncios