Brasil.- Las escuelas en el norte de Brasil están incrustando en sus uniformes chips de localización que permiten el seguimiento y monitoreo de sus alumnos. Lo anuncian como un “modo de informar a los padres en caso de que sus hijos no vayan a la escuela”, el uso generalizado de estos dispositivos y la información que potencialmente pueda recopilar es muy preocupante.
 
No existe un “interruptor de apagado” sobre estos chips. He leído algunos comentarios afirmando que estos chips “ayudará a encontrar a los niños secuestrados”. ¿En serío? ¿Qué pasaría si los secuestradores le dijeran al niño, ¡Hey! quítate esa camiseta? Esta es otra excusa para ocultar la verdadera agenda, constantemente se incrementa la vigilancia y el control en el nombre de la “seguridad”. Aquí un artículo sobre los “uniformes inteligentes” que actualmente son usados por 20.000 estudiantes y se espera que 43,000 estudiantes lo utilicen en la localidad de Brasil en 2013.
 
GPS integrado en uniformes de escolares brasileños permite saber la ubicación de los niños
Un microchip incrustado en los uniformes está ayudando a los padres de unos 20,000 estudiantes de primaria en Brasil a asegurarse que sus hijos permanecen en la escuela y no se salten sus clases, o como decimos en México “que se vayan de pinta”.
 
Los microchips GPS, similares a las de los teléfonos móviles y de seguimiento de mascotas, envian a los padres un mensaje de texto si los niños entran a la escuela o llegan tarde por más de 20 minutos, informó el sitio de noticias Tecca.com, citando un informe de Associated Press.
Coriolano Moraes, secretario de educación de la ciudad Vitoria da Conquista, dijo que el gobierno local puso en marcha el proyecto. El microchip está integrado debajo del escudo de la escuela, en el cuello o en una de las mangas.
 
El Gobierno de Vitoria da Conquista gastó U$D 670,000 en el diseño y confección de camisas para los primeros 20,000 estudiantes, según el informe. Agregó que se espera que este modelo se integre a los 43,000 estudiantes de escuelas públicas de la ciudad entre las edades de 4 a 14 años para el año 2013. El informe de la AP añadió que las camisetas pueden ser lavadas y planchadas sin dañar los chips. También tienen un sistema de seguridad que los hace virtualmente imposibles de remover.