Altos cargos del Ministerio de Defensa de Israel han afirmado que la posible confrontación con Irán podría posponerse hasta 2013 a causa del impacto de las sanciones unilaterales impuestas por Estados Unidos y algunos países europeos al país persa, según ha informado el diario israelí ‘The Jerusalem Post’.

“Podría pasar este año, pero 2013 es también una posibilidad”, ha dicho una de estas fuentes. “Tendremos que esperar a ver los efectos de las sanciones y la diplomacia sobre Irán y lo que el régimen decide hacer”, ha agregado.

Por otra parte, se ha mostrado escéptico sobre los resultados que se generen en la reunión que mantendrá el Grupo 5+1 –compuesto por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania– con las autoridades iraníes.
 
 Este martes, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha asegurado que Irán ha comenzado a sufrir “problemas económicos” debido a las sanciones internacionales, pero ha advertido de que todavía no ha dado marcha atrás “ni un milímetro” en su controvertida industria nuclear.
 
 Durante una rueda de prensa con motivo de sus tres años en el poder, Netanyahu ha vuelto a recurrir en su discurso a la amenaza de Irán, país que incluso ha amenazado con atacar si persiste en sus ambiciones en materia nuclear, tras las que podría ocultarse un plan para fabricar armamento atómico.
 
 El primer ministro israelí se ha preguntado si las “dificultades” derivadas de las sanciones “llevarán a Teherán a detener su programa nuclear”. “El tiempo lo dirá. No puedo adelantar lo que ocurrirá”, ha añadido Netanyahu.
 
 Tanto Israel como su principal aliado, Estados Unidos, han barajado la hipótesis de una acción militar contra Irán si las sanciones se demuestran ineficaces. El régimen iraní mantiene que su programa de enriquecimiento de uranio tiene únicamente fines pacíficos.